Presente y futuro de las selecciones juveniles en Mexico

No quisiera parecer fatalista con respecto al presente poco halagador que muestran nuestros equipos juveniles mexicanos (sub-20, sub-22), pero los resultados nos hacen vislumbrar un presente poco claro para estos jóvenes.

Mientras la sub-20 hace un auténtico papelazo en el pasado mundial de la especialidad, un equipo que parece armado de último minuto, sin un objetivo bien definido, con un planteamiento táctico alejado por mucho de la esencia del futbol juvenil mexicano, que envidiaría el mismísimo ” borras” si pudiera dirigir un equipo de futbol , al aventón , y para salir del compromiso. Los resultados saltan a la vista, un rotundo fracaso, en el que se expone al escarnio futbolístico a jóvenes que no pudieron demostrar a cabalidad sus capacidades deportivas, por varios factores.

Entre ellos , salta a la vista , la falta de acoplamiento en la cancha , pareciera que los juntaron de último momento y los hubieran puesto a jugar una cascarita en el llano.

Que falta de seriedad por parte de la gente involucrada en el proceso de estos equipos, no solamente exponen al joven futbolista a la burla, exponen el poco prestigio ganado por selecciones que han realizado dignos papeles en este tipo de eventos, y para alguna causa extrañeza los resultados obtenidos. Pero pareciera no interesar, vienen más torneos y existen cantidad de jóvenes que pueden representar al país en un futuro, quizás para la próxima las cosas salgan mejor.

Lo triste es que no es la primera vez que sucede, y sin embargo sigue sucediendo.

Intervienen varios factores en esto que sucede , entre estos la falta de una visoria efectiva en los jugadores, muchos de ellos ya juegan en equipos profesionales, y los directivos de estos clubes lo que menos desean es perder a un futbolista por una lesión grave en el torneo, prefieren tenerlos seguros “calentando” banca en sus equipos , porque rara vez los ponen a jugar en el primer equipo, no saben lo que aprende un joven de esta edad al jugar contra jugadores de otras latitudes del mundo, el enfrentarse a otra forma diferente de jugar al futbol, de pensarlo, de sentirlo, es en sí, una experiencia de la que pocos afortunados que se dedican a este deporte y al deporte en general lo pueden presumir y platicar. Un seleccionado nacional de cualquier país se enfrenta en estos torneos a lo más selecto del mundo a nivel juvenil, pocas veces van a tener esa oportunidad y hay que aprovecharla, jugando sin complejos, de tú a tú, pero sin dar ventajas. Y por desgracia pienso que se las están dando.

Regresemos  con estos jóvenes mexicanos, que intervinieron en el mundial pasado.

¿Qué pasará en el futuro inmediato con ellos?

Regresan a sus respectivos clubes con la pena de los resultados obtenidos, solo los más fuertes mentalmente entenderán que esto forma parte de su formación y que lo que no te mata te fortalece, y que habrá tomar esta dolorosa experiencia como eso, y nada más, es fácil decirlo pero muy difícil vivirlo, sobre todo a esta edad.

Pero…

Regresan a sus respectivos equipos y se encuentran con la terrible noticia de que en la primera división profesional de futbol de su país , van a aumentar la cantidad de extranjeros contra los que van a tener que disputar un puesto titular en su equipo, y que el jugador extranjero que viene a México, en primera, va a estar mejor pagado que él, aunque sus capacidades futbolísticas sean mejores que las del jugador extranjero, la preferencia la tendrá el jugador importado, porque para eso  trajeron de otro país a ese jugador, para jugar como titular y ayudar al equipo, y el jugador extranjero tiene que desquitar los dólares que se pagaron por el en el extranjero. Aunque en ocasiones, y son muchos los casos, -por desgracia- resultan traer a muchos bultos que solo vienen a ocupar el lugar de un joven mexicano con calidad, que merece y está tratando de ganar un lugar en el balompié de su país.

Y no, no tengo nada en contra del futbolista extranjero, existen cantidad de jugadores extranjeros de calidad jugando en nuestro país y son bienvenidos, todos ellos, porque muchas de estas estrellas  aportan conocimientos y consejos útiles a nuestros jóvenes, pero también es cierto que nuestros jóvenes merecen más oportunidades en los equipos profesionales del país. Y tristemente está sucediendo todo lo contrario.

Y parte de este tipo de situaciones se refleja en la cancha, en un mundial juvenil de futbol.


Ing Jesus Lago Casas

Ingeniero civil con experiencia de más de 30 años dentro de la construcción. Construyendo nuevas experiencias

Deja un comentario