Mohamed Ali, los beatles y las estrategia de mariposa

Si observamos con atención el Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band, de los Beatles, vemos que del lado izquierdo, junto a las figuras de cera de George, John, Ringo y Paul vestidos de negro, aparece, enfundado en una bata blanca, Sonny Liston, boxeador estadounidense inmortalizado en el disco más celebrado del Cuarteto de Liverpool a pesar de haber afirmado, luego de ver actuar al grupo en 1964, que su perro tocaba mejor la batería que el tipo encargado de hacerlo.

Y fue en febrero de ese año cuando los músicos ingleses llegaron a Estados Unidos para conquistar ese país y el mundo entero. Como parte de las actividades que la banda debía realizar para promocionar su gira por Norteamérica, se programó que los Beatles tuvieran un encuentro con Liston, pero éste los desairó con sus comentarios, por lo que, finalmente, se reunieron con otro peleador: Cassius Clay, posteriormente conocido como Muhammad Ali.

Este encuentro se produjo tan sólo unos días antes de la pelea que estos boxeadores estadounidenses sostendrían por el título mundial de peso completo que ostentaba Liston, el 25 de febrero de ese 1964 en Miami, Florida.

Fue así que, el 18 de febrero de 1964, los Cuatro Fabulosos se encontraron con Ali en el gimnasio donde entrenaba para la pelea, en Miami, ciudad en la que grabarían una de las tres emisiones del programa del famoso presentador Ed Sullivan en las que aparecerían ese año. La reunión buscaba publicidad tanto para los Beatles como para la batalla de los púgiles. Originalmente, John Lennon no quería encontrarse “con el que iba a perder” ante el campeón, pero la química entre los cinco muchachos fue inmediata: la sesión de fotos que nos regalaron capturó uno de los momentos más memorables de los años 60. La personalidad de los Beatles y Ali era arrasadora: eran simpáticos, carismáticos, inteligentes, geniales, eran los mejores en sus respectivos campos y marcaron un parteaguas en sus disciplinas.

Cuando Ali vio a los de Liverpool, les dijo: “Oigan, Beatles, hagamos un poco de dinero” y “En realidad, no son tan tontos como parecen”. “Tú tampoco pareces tan tonto”, le respondió Lennon. Fue entonces que, con el encanto que los caracterizaba, el deportista y los músicos hicieron gala de su habilidad para posar frente a la lente. El resultado fueron imágenes donde Ali “golpea” a los Beatles con un recto de efecto dominó, por ejemplo; hay postales donde el futuro campeón tiene al cuarteto derribado en la lona y fotos donde el también medallista olímpico levanta a Ringo como si fuera una pluma.

El resto de la historia es bien conocido: los Beatles dejarían Estados Unidos antes de la pelea pero convertidos en los reyes de la música popular en el mundo; por su parte, Ali derrotaría a Liston en el séptimo asalto y sería el nuevo campeón y el más grande peleador de todos los tiempos.

Así las cosas, ¿cómo es que Liston y no Ali aparece en la portada del Sgt. Pepper’s? Quizá fue una burla elegante de parte de los Genios de Liverpool hacia el primero luego del desdén que frustró su encuentro. Lo que sí sabemos es que tanto Ali como los Beatles siguen siendo los mejores aun en nuestros tiempos.

Hasta la próxima.


Jose Alejandro Carro Sanchez

Apasionado del deporte y la literatura. Relato historias de la relación de ambos con la cultura general.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

myo deporte

GRATIS
VER