Maestros del micrófono: homenaje a los grandes comentaristas deportivos

comunicadores del deporte

En días recientes nos hemos enterado del despido de algunos comentaristas deportivos de una de las televisoras más importantes de América Latina (Televisa). Algunos de ellos tenían una trayectoria de muchos años dentro de la empresa y otros menos tiempo, pero este fenómeno de reestructuración de numerosas compañías de medios de comunicación da pie a una reflexión sobre lo que hoy en día se busca en un periodista deportivo.

En la actualidad se vive una lucha encarnizada por arrebatarle el rating a la competencia en la transmisión de eventos deportivos, y para conseguirlo se echa mano de periodistas que vuelvan más amena la transmisión de un partido de futbol o una pelea de box, por ejemplo, lo que causa que, la mayoría de las veces, al espectador le interesen más los chistes o burlas que el cronista en turno pueda hacer sobre sus compañeros de transmisión o los jugadores y no los conocimientos que el comunicador aporte para un mejor análisis y acercamiento a una determinada disciplina deportiva.

Aunque hoy existen honrosas excepciones, lejos quedaron los tiempos en que el comentarista deportivo, además de ser todo un experto en su disciplina, era también una persona con conocimientos de cultura general que muchas veces aderezaba su crónica con este elemento.

Desde aquí va un homenaje a figuras de la crónica deportiva de antaño como Fernando Marcos, hombre que vivió el futbol en todas sus facetas: como jugador, entrenador, árbitro, narrador y comentarista; Pedro “El Mago” Septién, extraordinario locutor y enciclopedia viviente del beisbol que rememoraba como nadie las jugadas del gran Babe Ruth.

Vaya también una mención para Jorge “Sonny” Alarcón, experto en beisbol y box y poseedor de un fino humor; para Antonio Andere, que comentó innumerables peleas de box de campeonato mundial con gran sapiencia; y para Ángel Fernández, quien cambió para siempre la crónica de los partidos del futbol mexicano al crear un estilo que muchos imitan sin conseguir igualarlo.

Todos ellos fueron verdaderos maestros del micrófono que, con sus atinados comentarios, nos hacían aprender sobre el deporte y apreciarlo en su justo valor, más allá de ser meros animadores de una transmisión que busca un alto nivel de audiencia.

Claro que en el presente también encontramos comentaristas deportivos valiosos. Gente como José Ramón Fernández, Roberto Gómez Junco, Rafael Puente, Alfonso Morales, Antonio de Valdés y Enrique Burak son periodistas que aportan sus conocimientos sobre diversos deportes y nos ayudan a entenderlos mejor.

No quiero dejar pasar un recuerdo para el gran Pepe Espinosa, ya fallecido, y sus transmisiones de partidos de la NFL y la NBA, así como para Emilio Fernando Alonso, quien, además de extraordinario narrador de futbol, es historiador y siempre aporta algún dato interesante sobre el lugar donde se efectúa el encuentro.

Ojalá las televisoras y los aficionados valoren más el conocimiento de grandes periodistas como los mencionados y algunos más y no les suelten el micrófono a exdeportistas que, muchas veces, con sus comentarios demuestran que no basta haber estado en las canchas para saber de deportes.

Hasta la próxima.


Jose Alejandro Carro Sanchez

Apasionado del deporte y la literatura. Relato historias de la relación de ambos con la cultura general.

Deja un comentario