En está ocasión decidí hacer de De Zurda, una columna que será divida en cuatro partes. Dicha idea nació un lunes después del accidente de Salvador Cabañas, ex delantero de futbol paraguayo; y qué fuera baleado en el baño de un famoso club nocturno. Se tomó la iniciativa de comenzar por el deporte más popular del mundo, el futbol.

Dentro del ámbito deportivo el futbol es el que cuenta con mayor número de casos, de perdida de equidad, ética y lógica a la que muchos futbolistas fallan tras estar en contacto con la fama. Convirtiendo la petulancia en la básica respuesta a todo cuestionamiento o imposición.

La primera y más conocida historia es la de Diego Armando Maradona una de las máximas figuras del balompié mundial, y que fuera suspendida por un tiempo; gracias a un control antidopaje, que se realizó en el mundial de Italia 1990. Maradona ha tenido un pasado turbio con las adicciones y en especial con la cocaína, misma que mermó su manera de hablar y su estado físico.

Hace poco tiempo varios jugadores de la Selección Nacional, fueron descubiertos; gracias a una cámara de celular, en un bar de Nueva York. Dicha conducta fue reprobable por muchos medios de comunicación, sin embargo, no es la primera vez que sucede algo similar, hace algunos años atrás varios jugadores del combinado azteca repitieron la misma conducta, una fiesta en el hotel de concentración, un grupo de amigos ingresaría al lobby, para después dirigirse hacia las habitaciones acompañadas por SCORTS, término utilizado para nombrar a mujeres que se dedican a la compañía de personas.

Entre los jugadores que estuvieron involucrados en aquella noche en la Ciudad de Monterrey, estuvieron los campeones mundiales, sub 17, Carlos Vela, Giovanni Dos Santos, Carlos Salcido, entre otros. La apertura de la noticia fue una bomba y una desilusión para aquellos involucrados en la diversión; provocando un enojo hacía la Federación Mexicana de Futbol. Y así como lo ocurrido aquel día, muchas más han sido permisivas por parte de los representantes de la federación.  

Siguiendo la línea de fiestas en la Selección Nacional; hace poco Joao Maleck, joven mexicano con ascendencia francesa, se encontraba en su concentración deportiva, en Guadalajara, al tener día libre, Maleck decidió asistir un bar nocturno, el delantero mexicano, ingirió bastante alcohol dejándolo en estado inconveniente, sin embargo, decidió irse, al salir del lugar entregó el ticket del valet, mismo que no quiso devolvérselo por el estado en que estaba.

Después de una larga discusión Joao consiguió tener su carro y decidió marchar sin rumbo fijo, acto seguido Joao desaparece del radar hasta las nueve de la mañana del mismo día, es decir, sólo cuatro horas después de salir del bar; al arribar a las nueve am, Maleck sufre un aparatoso choque contra un carro, marca Aveo Negro con dos pasajeros, que habían decidido unir sus vidas en matrimonio, la joven pareja que se casó por el civil, se dirigía a un salón de eventos para celebrar dicha unión; a la cual no llegaron.

Continúa Maleck en proceso tras provocar la muerte de la pareja, su sentencia la vive desde la prisión y ya sin equipo de futbol que lo respalde, tendrá que demostrar su inocencia o simplemente pagar el precio por una conducta inapropiada. Muchas veces el precio de la fama es difícil de manejar y aún más por la carencia educativa de varios deportistas, ya que al convertirse en figuras públicas tienden a cometer varios errores.

Desgraciadamente la sociedad suele ser muy prejuiciosa y en muchos casos, sobre valoramos el suceso y pasamos de largo, todo lo bueno que hizo o tiene el deportista.

Imaginemos que un atleta de alto rendimiento es descubierto fumando mariguana, lo primero que pensamos es que su logro no fue honesto, y comenzamos a dudar de su moralidad, capacidad e integridad (Caso Michael Phelps).

O con el paso del tiempo, un ciclista decide tomar la decisión más importante de su vida, debido a que no pudo más con su lucha interna de hacer lo correcto y acepta haber cometido una falta, después de haber sido extirpado un testículo.  (Caso Lance Armstrong).

Regresando al tema central de esta primera parte, llamada Futbol”, debemos tener presente que la velocidad es parte fundamental de la vida de los deportistas y asimismo, la escasa educación intelectual provoca que pierdan los estribos.

A lo largo de mi vida, he leído en revistas y periódicos; (porqué antes no había internet tan extenso, como el de hoy), de varios accidentes de futbolistas, quién se iba a imaginar que tras regresar del estado de San Luis Potosí, de ver a su cuñado, Ariel González, Pablo Hernán Gómez, ex delantero argentino del conjunto Tuzos del Pachuca, quién se encontraba con su mujer y sus dos pequeños, volcaría su automóvil contra la baranda principal, dejando huérfanos a los niños. Curiosamente horas después del accidente Hernán Gómez había sido convocado a jugar con México. Hoy los hijos de Pablo se están realizando profesionalmente, gracias al cuidado de los abuelos.

Otra lamentable noticia y deslíe fue el que vivió el mediocampista sensación del Atlas de Guadalajara César Andrade, tras debutar profesionalmente bajo el mando de Ricardo Antonio La Volpe, decidió salir a un bar con su compañero y amigo, Javier Amador, el pretexto, Andrade se encontraba molesto por haber tenido sólo dos minutos de participación en el partido; al salir del lugar, el vehículo en el que viaja César y Amador se impactó contra una baranda de protección en el periférico, fue tan grande y fuerte el golpe que provocó que Cesar saliera por una ventana, perdiendo la pierna izquierda truncando su joven carrera;

Algunas grandes estrellas del balompié mundial como Adriano (Brasil), Paul Gasicone (Escocia) lo han perdido todo por culpa de los excesos. Mismos que los llevó a la pobreza y a ser Mendigos; toquemos el primer caso, Adriano fue la joven promesa de Brasil, brillaba en Europa cómo uno de los más grandes delanteros del mundo; Incluso llegó a ser la figura de muchas marcas deportivas. Tras una ruptura amorosa Adriano no supo cómo manejar la situación qué enfrentó, y comenzó con la adicción más conocida por el hombre; el alcoholismo, pequeña dependencia a ciertas bebidas embriagantes.

Otra de las grandes estrellas del futbol mundial, es Ronaldinho quien a raíz de su problema de alcoholismo y de pasar la mayoría de su carrera deportiva en bares nocturnos. Ha provocado que su nivel fuera en decadencia, e incluso quedó fuera de Sudáfrica 2010.

En gran parte del mundo se conoce al futbol cómo el escaparate perfecto para los negocios turbios; sin embargo, la FIFA; máximo organismo del futbol mundial, ha decidido hacer una limpieza en sus filas, siendo la persona más intocable del gremio, la primera que dejará su cargo, Joseph Blatter renunció a un cargo en el que estuvo por más de 12 años; dicho puesto fue por culpa de los actos de corrupción que fueron expuestos en diversos medios europeos.

 

Un lunes 25 de enero alrededor de las 5:35 de la madrugada, Salvador Cabañas, delantero de futbol de las Águilas del América, recibía un impacto de bala calibre 22 sobre su cabeza dentro del baño del lugar. Ingresando tiempo después al Hospital Ángeles y ser atendido quirúrgicamente; muchos aficionados al futbol y a la integridad del deportista dudaron bastante del proceso por el cuál sería atendido Salvador; poniendo en duda la honestidad del “El Futbol Mexicano”.

Los milagros existen y más para algunos futbolistas o gremio deportivo cómo anteriormente mencioné, Otro que tuvo suerte o un milagro grande fue Rubén Omar Romano, ex técnico de Cruz Azul, sería privado de su libertad para después ser rescatados por la gendarmería.

“Quiero agradecerle al gobierno federal por haberme rescatado de este lamentable suceso y no tengo palabras para agradecerles a todos por el apoyo”; 

Palabras de Rubén Omar Romano el día que fue liberado de su secuestro.

¿A qué se debe dicho padecimiento por parte de los futbolistas?

La respuesta es simple, carecimiento de lujos (Por Parte de los deportistas), ya que en su etapa de formación.  Los contratos suelen ser muy chiquitos en cuestión de dinero; si bien les va llegan la firma de contratos millonarios.

Desgraciadamente el futbol y la política van de la mano, aunque por estatuto o reglamento de la FIFA; eso no debería suceder. En una eliminatoria de Copa Africana de Naciones llegó la injusticia política de un País (Angola), quien sometió a los jugadores de la selección de Togo, quienes se negaron a acudir al enfrentamiento hasta que se solucionara los ataques de los movimientos separatistas.

Recientemente Juan Carlos Silva “El Torito Silva” ha pasado a la lista de deportistas que han sido víctimas de la delincuencia organizada; Al ser asaltado un lunes y dónde recibió un impacto de bala en su glúteo derecho: No queda más que decir solo que los deportistas deben de ser las personas más “HUMILDES” y dejar atrás todos aquellos lucimientos. Escuchando la canción de La Mano de Dios, realizada por Rodrigo, los dejo y nos leemos en la segunda parte.

 


Alberto Espinosa

Periodista, fanatico de contar historias que generan interaccion De zurda en la cancha y con la redaccion @TeamFINDEN
Alberto Espinosa

Alberto Espinosa

Periodista, fanatico de contar historias que generan interaccion De zurda en la cancha y con la redaccion @TeamFINDEN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close
Menu