Joao Maleck: Los privilegios legales de ser un deportista

Bien dijera la actriz Laura Zapata “Qué suerte, no” hago a lución a semejante frase porqué los abogados de la joven promesa del futbol azteca, John Maleck, escondieron varias pruebas que incriminan al Maleck de haber conducido en estado de ebriedad y que hay sido causante de dos muertes.  Tras el suceso Maleck pasó algunos días en el hospital, para después ingresar al penal de Puerta Grande, en Jalisco, lugar mínimo seis meses en prisión preventiva y máximo hasta que se dictamine una sentencia.  

El accidente ocurrió hace dos semanas cuando Maleck se dirigía hacía su casa proveniente de una fiesta, tras haber ingerido alcohol el futbolista estrelló su Mustang, en la parte trasera del AVEO, carro que llevaba a una pareja que se encaminaba hacía la iglesia; donde se darían el, Sí. ¿Cuántas veces hemos escuchado que los futbolistas crecieron en precarias condiciones?, A eso le añadimos que la fama, la fortuna, la fiesta y las mujeres, les llega muy temprana edad.

También varios jugadores profesionales se sienten intocables e incluso “Divos”. Un futbolista es visto como un superhéroe por muchos niños o jóvenes; tras ser un deporte muy popular en el mundo el “Futbol”, se ha usado como trampolín para volverse importante dentro de la sociedad. De acuerdo con los estatutos de la ley de justicia en México, Maleck podría alcanzar una condena de hasta 70 años de prisión, por el cargo de homicidio a título de culpa” y “daños en las cosas. 

El abogado de John, Javier Alberto García, manifestó en entrevista el arrepentimiento del futbolista además de que manifiesta que fue un accidente, creo que las acusaciones del Javier Alberto están correctas debido a que dentro del diccionario jurídico dice “suceso eventual o acción que involuntariamente resulta daño para las personas o las cosas”. 

Me quitaré el disfraz de crítico deportivo, y usaré dos diferentes; en el primero estaré en los zapatos del joven, a como dé lugar buscaré la manera de seguir con mi carrera como futbolista y mi estilo de vida; a través del perdón de los padres de mis víctimas, debido a que he perdido la confianza de mi equipo para el cual trabajo. Mientras que en el segundo caso; el de padre de familia, exigiere hasta las últimas estancias una justicia de acuerdo al delito cometido, que la ley a pesar de ser un futbolista o famoso debe ser condenado. 

La vida es un sin fin de emociones e incluso dentro de la misma se viven varios momentos clímax, y hoy John lo padece, la carrera está totalmente acabada el Sevilla ya no le va a renovar y el Santos Laguna, equipo que es dueño de su carta, tampoco. Desgraciadamente la imprudencia de la inmadurez hace que muchos de los grandes talentos terminen muy pronto sus carreras, e incluso la falta de una educación profesional también; creo que a pesar de existir una Universidad del Futbol, como la de Pachuca, no hay suficiente educación que haga que los profesionales se bajen de su pedestal. 

Espero y el caso de Maleck sea visto por muchas jóvenes promesas del balompié azteca y que aprendan a llevar una vida más tranquila fuera de las canchas. Porqué ello (los futbolistas) son personajes o estilos de vida a seguir por cada uno de nosotros los aficionados. Escuchando la canción del hermoso tango de Atahualpa Yupanqui, “Los Hermanos”, los dejo y nos leemos en la próxima De Zurda. 


Alberto Espinosa

Periodista, fanatico de contar historias que generan interaccion De zurda en la cancha y con la redaccion @TeamFINDEN

Deja un comentario