¿FÚTBOL O FUTBOL? ERRORES EN EL PERIODISMO DEPORTIVO (PRIMERA PARTE)

La principal responsabilidad del periodismo en general, por supuesto, es informar con veracidad. Sin embargo, muchas veces se olvida otra que resulta en extremo importante: el uso correcto de la lengua como vehículo para que la información llegue al público de la manera más clara posible. Tristemente, este último aspecto no se cumple en muchas ocasiones, y el periodismo deportivo no es la excepción.

Los comentaristas y periodistas deportivos tienen la alta responsabilidad no sólo de informar con rigor, sino también la de manejar el idioma español, en nuestro caso, de una forma adecuada, pues son tomados como referencia de expresión por la gran mayoría de los aficionados y, si los comunicadores cometen errores, la gente los repetirá por considerarlos correctos y se generalizarán.

He aquí algunos ejemplos de dichas erratas: ¿se escribe fútbol o futbol? En países como España y Argentina, la pronunciación es grave (recordemos nuestras clases de español en la primaria), por lo que lo escriben con acento: fútbol. En México y otras naciones, la pronunciación es aguda (se pronuncia futból), por lo cual no lleva acento. Por lo tanto, nosotros, los aficionados y periodistas mexicanos, NO debemos acentuarlo porque NO decimos fútbol.

Así las cosas, aunque muchas veces veamos que la prensa o la publicidad escribe fútbol, enmendemos el error y recordemos que en México debemos escribir futbol sin acento.

Otras veces, los errores vienen del extranjero. Es el caso del nombre de uno de los equipos más grandes del futbol italiano: el Milán. ¿Por qué la gran mayoría de los periodistas deportivos mexicanos se empeñan en decir Milan (Mílan), como si fuera una palabra grave, aunque es aguda? Desde hace tiempo tenemos fácil acceso a los medios de comunicación españoles. Los comentaristas hispanos, ya sea por descuido o por alguna otra razón, pronuncian Mílan, siendo que el nombre de la ciudad italiana sede del equipo, en buen castellano, es MILÁN.

Ya sea porque creen que los periodistas españoles son más conocedores, por simple imitación o por algo más que no alcanzo a entender, los comunicadores mexicanos insisten en replicar el error. ¿Por qué no empiezan a decir entonces Ínter de Mílan? ¿Por qué no dicen también, en lugar de Spider-Man (Espayder-Man), Espíder-Man, como en España?

Esta historia continuará…


Jose Alejandro Carro Sanchez

Apasionado del deporte y la literatura. Relato historias de la relación de ambos con la cultura general.

Deja un comentario