El deporte y los Beatles

Resulta sorprendente cómo el deporte se hace presente en aspectos de la cultura tan diversos como lo es la música. Como en dos ocasiones anteriores en este espacio, veremos la relación que distintas disciplinas deportivas tienen con la historia de la agrupación más importante del rock.

En julio de 1963, los Beatles tuvieron una de sus muchas sesiones fotográficas con Dezo Hoffmann, a quien debemos memorables testimonios gráficos del Cuarteto de Liverpool. En aquella oportunidad, John, Paul, George y Ringo fueron captados conduciendo unos go-karts, en una tarde que tal vez despertó el gusto por el automovilismo de Harrison, quien fue un gran aficionado al deporte motor. Este gusto del beatle místico merece abordarse más ampliamente en una columna posterior, pero sirva este adelanto a manera de introducción. Esa carrera también puede apreciarse en video en The Beatles Anthology.

Cuando los Cuatro Fabulosos realizaron su segunda gira por Estados Unidos, ocurrió un hecho que cambió para siempre la manera en que se llevaban a cabo los conciertos de rock: los Beatles fueron el primer grupo en ofrecer un recital en un estadio, en este caso el Shea Stadium, casa de los Mets de Nueva York, novena del beisbol de las Grandes Ligas, el 15 de agosto de 1965. Ante la enorme cantidad de gente que deseaba ver a los ingleses, los teatros que albergaban sus actuaciones eran demasiado pequeños, por lo que esta opción resultó la idónea.

En la portada del Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band, además de Sonny Liston, boxeador estadounidense de cuya relación con los Beatles ya hemos hablado en una colaboración anterior, aparece, justo detrás de Ringo Starr, la imagen de otro célebre atleta: Johnny Weissmuller. Este actor estadounidense de origen austriaco no sólo es famoso por haber interpretado a Tarzán en el cine de los años 30 y 40, sino por haber sido también uno de los mejores nadadores del mundo en la década de los 20: multimedallista olímpico, campeón nacional numerosas veces y hombre récord otras tantas.

En el volumen 3 de The Beatles Anthology en audio, aparece una interesante toma de la canción “Glass Onion”, perteneciente al famoso Álbum Blanco, de 1968, cuyo final es diferente al de la versión comúnmente conocida: en él podemos escuchar al narrador de futbol de la BBC Kenneth Wolstenholme exclamar “It’s a goal!”, acompañado del clamor de la afición.

Para terminar este recuento de la relación entre los Genios de Liverpool y el deporte, no podemos olvidar al equipo de futbol español Villarreal, conocido desde 1967, debido al color de su uniforme, como el Submarino Amarillo, apelativo surgido por la célebre canción de Lennon y McCartney incluida en el álbum Revolver, de 1966, y en la película Yellow Submarine, de 1968, y su correspondiente soundtrack.

Es así que queda demostrado una vez más que el deporte aparece en todos los ámbitos de la cultura en general, en este caso en la vida y obra del grupo de rock más influyente del siglo XX.

Hasta la próxima.


Jose Alejandro Carro Sanchez

Apasionado del deporte y la literatura. Relato historias de la relación de ambos con la cultura general.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

myo deporte

GRATIS
VER