Dopaje, un instrumento o una destrucción al deporte?

Todos vimos con gran decepción; y en mi caso aun mas con gran tristeza el videoque tomo la policia Austriaca en la redada que tuvo por lugar durante los Campeonatos Del Mundo de Esquí Nordico Seefeld 2019, evento al cual lamentablemente no pude asistir, pero me hubiese encantado y de serlo así hubiese sido mi 6to Campeonato Mundial- La razón de no haber ido es que como solicitante de protección del gobierno sueco, no me esta permitido salir del país. 
    Es aberrante la actuación con el corazón frío de tales “atletas”; que si es cierto son enormes maquinas eficientes en la aplicación de la técnica, la estructura muscular y la capacidad de entrenamiento pero carecen de principio básicos para un juego limpio,
Hasta que punto estamos los humanos obligados a corrompernos para conseguir nuestros objetivos? Por la misma manera que sale de Venezuela porque me obligaban a ser corrupto si hubiese querido seguir teniendo el apoyo economico de la estructura deportiva, por el mismo motivo debemos ser firmes en evitar cualquier camino facil al éxito deportivo. 
Que nos llevamos a la cama cuando a solas meditamos sobre el dia? Uy que listo fui engañe a los demás o, pase lo que pase ya llegara mi tiempo de florecer, de brillar pero por el camino limpio, el sincero, el que tiene profundos pilares y que el éxito no se obtiene de la noche a la mañana. 

El esfuerzo si, esas gotitas de sudor que ejercemos cuando son las 3:45 am y ya llevamos casi una hora entrenando en la mañana, esa entrega sin instagram, sin selfies, sin éxitos públicos, pero si, una comunión con el yo, con los principios que nadie pero nadie te puede quitar. Esa ética que te aleja de carreras modificadas, como hicieron Tonga, Mexico, y Colombia, al fabricarse un montaje de carreras, convenciendo al participante ganador con beneficios económicos y ganaba con menor ventaja, para clasificarse a Los Juegos Olimpicos de Corea del Sur, eso tambien es dopaje, un instrumento de su propia destrucción ética y moral, que aunque por un momento fueron estrellas, son no mas que paracaidistas desdichados de su propio infortunio que creen que el éxito se compra seduciendo con verdes a los debiles. 

Asi estamos en este mundo y la mancha que nos deja Seefeld es para mi memoria imborrable, que me abre los ojos de la verdad de un sistema donde algunos se la sudan y otros se compran el billete; tal como la noruega que le pongo por sobrenombre Dapaug, cual cree que con el cuento de la crema de labios y la lloradita nos va a convencer que se equivoco cuando es una vil vivora del engaño y la corrupción, que no se escapa de las altas esferas del deporte para verse inmersa en la ambición por el éxito y el mucho dinero de patrocinio que anda rondando los ganadores. 

Con limon, sarzaparrrila, simples quemadores de grasa, L carnitina, CLA, manzana tambien se puede llevar al cuerpo a magrarse sin necesidad de conocer los beneficios de un laboratorio ilegal, sin conocer la inmoralidad del “porque todo el mundo lo hace”; yo prefiero quedar justa antes que luego cuando pasa la ambulancia pero a mi propio ritmo sudado por mis propios entrenamientos que tener que poner en una balanza  mi moral. 

Les deseo a todos un buen y legal entrenamiento y recordarles que para ser criminales no es necesario una pistola, una transfusion sanguínea con altos contenidos de oxigeno y hierro te consigue el éxito si, de tu propia miseria. Sea fuertes y vivan su experiencia deportiva por sus propios meritos, que su ganancia sea la satisfacción interna. Tecnología? si. Mejoras en la nutrición ?

si. Pero todo tiene un limite y basta con un poco de información para conocer cuales son. Luego no existen las escasas de cremitas de labios con hormonas que mas que una carrera lo que verdaderamente destruyen es su esencia, una gracia congénita que nunca jamas podrán recuperar. 
Seamos fuertes para decirle un rotundo NO al dopaje y tengamos el coraje de asumir nuestros retos y superarnos a nosotros mismos por nuestro propio esfuerzo. Nuestro mayor ejemplo sera la constancia; y el dia que ganemos, que obtengamos esa victoria tanto anhelada lloraremos de alegría de saber que jugamos limpio y que lo hicimos a nuestro propio ritmo. Esa es la mayor y verdadera gratificación personal. 


Cesar Baena

Deja un comentario