De pelicula: un campeón sin corona

Llegaron las fiestas patrias, y qué mejor para celebrar que una película de la Época de Oro del cine mexicano que aborda el deporte. Se trata de Campeón sin corona (1945), protagonizada por David Silva y dirigida por Alejandro Galindo.

Ésta es la historia de Roberto Kid Terranova (Silva), un nevero que comienza una prometedora carrera en el box. Sus peleas son más bien informales, hasta que un día es descubierto por un entrenador que lo ve noquear a un sujeto en un pleito callejero y le ofrece la posibilidad de boxear profesionalmente.

Sin embargo, Terranova es una persona impulsiva que, la mayoría de las veces, actúa sin meditar en las consecuencias, razón que de cierta forma justifica su inclinación por este rudo deporte (aunque, claro, esto más bien es un estereotipo mostrado en el filme y no una regla general para esta disciplina).

A partir de aquí comienza el ascenso del exvendedor de nieve: gana pelea tras pelea por nocaut, hasta quedar prácticamente sin rivales. Como en todo drama, en esta historia también aparecen la madre del boxeador, preocupada por la integridad de su hijo debido a sus combates; también está la dama joven objeto del amor del protagonista, Lupita, encarnada por Amanda del Llano; y no puede faltar el amigo del héroe que pone el toque de humor a la trama, El Chupa, interpretado por Fernando Soto, Mantequilla.

La racha ganadora de Terranova se ve bruscamente cortada cuando enfrenta al peleador estadounidense Ronda, aunque sería mejor decir que el nevero es derrotado por sus complejos, pues pierde toda la actitud cuando su rival le habla en inglés. Tras ser noqueado en esa batalla, Kid decide dejar el box, pero, persuadido por Lupita, quien le dice que al abandonar este deporte también perderá la prosperidad y la fama a las que ya se había acostumbrado, se arrepiente.

El protagonista sigue entonces su carrera hasta colocarse en la antesala del campeonato mundial de peso ligero, pero una mujer de clase alta seducida por sus triunfos, las frivolidades y, sobre todo, su impulsividad serán los rivales más fuertes que enfrentará.

Campeón sin corona es una cinta que, a pesar de haber sido filmada hace más de setenta años, sigue fresca porque muestra las circunstancias que rodean y continúan afectando a los deportistas: su muchas veces precaria economía, su falta de preparación académica, el escaso manejo de sus emociones, su desubicación ante el éxito. Cierto que no es posible generalizar, pero, tristemente, estas situaciones se dan en muchos casos con atletas actuales de todos los deportes y nacionalidades, y seguro ustedes están pensando ya en algunos ejemplos.

Finalmente, para los nostálgicos de la vieja crónica deportiva, en este filme podemos ver a dos figuras legendarias de la locución mexicana: Pedro Mago Septién y Ramiro Gamboa, el Tío Gamboín, quienes narran para la radio las peleas de Kid Terranova, en una época en que la televisión era sólo un proyecto y resultaba impensable que el pago por evento y los grandes hoteles de Las Vegas se adueñaran de un deporte nutrido por las clases populares que ahora es entretenimiento para ricos.

Hasta la próxima.


Jose Alejandro Carro Sanchez

Apasionado del deporte y la literatura. Relato historias de la relación de ambos con la cultura general.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

myo deporte

GRATIS
VER