Compatibilidad entre deporte y cultura ¿Mito o realidad?

deporte universitario

Muchas veces he escuchado a algunas personas decir: “México es un país atrasado porque la gente piensa más en ir al estadio de futbol que a un museo” o “Ese niño es muy bueno para practicar deportes, pero ¿será igual de bueno para la escuela?”.

En efecto, hay quien relaciona la práctica y el gusto por los deportes con un bajo desempeño escolar y desinterés por la cultura en general. No hay nada más alejado de la realidad y para muestra podrían estar los deportistas universitarios a participar en la Universiada Nacional de Yucatán 2019.

Quienes hemos ido a la escuela sabemos, precisamente, que el deporte fue uno de los fundamentos imprescindibles de la vida para la cultura base del mundo occidental: la griega. Y fue nada más ni nada menos que en la Grecia clásica, siglos antes de nuestra era, donde nacieron los Juegos Olímpicos, base de las Olimpiadas modernas.

Asimismo, en la antigua cultura romana, gran seguidora de la griega, surgió la famosa frase Mens sana in corpore sano (Mente sana en cuerpo sano), cuyo significado en nuestros días tiene un sentido de búsqueda de equilibrio entre la actividad intelectual y la física en un individuo. Es decir: tan importante como cultivar el intelecto es cultivar el físico; tan importante es el estudio de una materia académica como la práctica de una disciplina deportiva. Resulta imprescindible lograr el desarrollo integral de la persona tomando en cuenta ambos aspectos.

Si dos culturas antiguas fundamentales para la cultura occidental contemporánea, que contaron con grandes filósofos, artistas y poetas, ponderaron el deporte para que un individuo alcanzara el máximo desarrollo de sus capacidades, ¿cómo podemos contradecirlas en esta época, cuando tenemos mayores evidencias de los beneficios de la actividad física?

Campeón del mundial Rusia 2018

Hay quien piensa que el futbol, por ejemplo, es uno de los factores del atraso de algunos países debido a su fanatismo por este deporte, que los distrae del trabajo y de otras cosas “verdaderamente importantes”.

Campeon mundial Francia 1998

¿Acaso naciones como Francia, Alemania y España no se distinguen por su vasta cultura, desarrollo económico y alto nivel de vida? ¿No son acaso los tres más recientes campeones mundiales de futbol? ¿Será que el balompié distrae a sus ciudadanos de cosas más importantes?

medallero Rio 2016

De igual manera, en los Juegos Olímpicos, vemos como líderes del medallero a países como Estados Unidos y China, naciones que entienden perfectamente que el desarrollo cultural, tecnológico y económico va de la mano del desarrollo deportivo. ¿Por qué estas naciones se empeñan en tener una excelente representación atlética si el deporte es “responsable” de la ignorancia de un país? ¿Cuál es la razón de que los países más industrializados ocupen los primeros puestos del medallero olímpico y no los subdesarrollados, que se “distraen” con los deportes?

En Latinoamérica tenemos el ejemplo de Cuba, que, con todas las dificultades que debe enfrentar por factores políticos y económicos, siempre ha sobresalido en materias como la medicina, la literatura, la música y, por supuesto, el deporte. La isla es una muestra contundente de que deporte y desarrollo intelectual son compatibles, y todos podemos aspirar a ese equilibrio entre conocimiento y actividad física.

Te invito a leer mis otros artículos, que sin duda te dejar reflexionando sobre la relacion del deporte con otras áreas del conocimiento

Hasta la próxima.


Jose Alejandro Carro Sanchez

Apasionado del deporte y la literatura. Relato historias de la relación de ambos con la cultura general.

Deja un comentario