Cáscarita de Futbol, Jugo de dolares. El negocio del deporte

l futbol ha tenido una crecimiento constante en lugares donde hace unos años no era lo mas practica. Donde si lo era, el crecimiento es mas lento por la saturacion

Muchas organizaciones han buscado abrirse a nuevos negocios que les sean mas rentables. Poniendo un ejemplo

Una final del futbol mexicano era, hace no muchos ayeres uno de los eventos más esperados por el aficionado al futbol.
En la cancha se conjugaban:


 Emoción, pasión , coraje, frustración ,determinación , deseos de ganar y agradar al aficionado y sobre todas las cosas,… buen futbol.
Tal pareciera que en las recientes finales (América -Cruz Azul, Tigres -León) esa serie de factores brillaron por su ausencia durante gran parte del desarrollo de estos encuentros .
En su lugar aparecieron esquemas futbolisticos diseñados para no perder, o perder por la mínima diferencia ,y quisieran los equipos participantes, poder atravesar un trailer en su portería , para no recibir un solo gol, dando al traste con lo que considero es el punto álgido del futbol …precisamente el gol.


Posteriormente se juega el segundo partido dependiendo del resultado obtenido se vuelve a observar el mismo tipo de espectáculo , quien lleva la ventaja hará lo posible por no verse alcanzado en el marcador, y con un solo gol proclamarse pomposamente campeón.
Y regularmente  para desgracia del aficionado deseoso de ver un buen partido -haya muchos goles o no- , termina defraudado por el pobre futbol jugado por ambos contendientes.
Un gol es suficiente para ser campeón en este tipo de finales. ! Con eso basta y sobra ¡
Nos guste , o no.


Es decir , viéndolo desde el punto de vista futbolistico y como espectáculo el resultado es negativo ,  pero si se le pregunta a los dueños de los equipos el resultado pasa a segundo termino  , si se gana estupendo , si se pierde, al revisar el estado de cuenta bancaria y darse cuenta que el dinero depositado aumento considerablemente , el consuelo sería ,  bueno…después de todo no estuvo tan mal.
Las preguntas que quedan suspendidas en el aire serían .
¿Y el espectáculo?
¿ Y yo como aficionado , que?
¿Y el buen futbol que en ocasiones observe que mi equipo jugó , donde quedo?
Alguien quizás pensaría  para si mismo,( nunca lo pronunciaría en  voz alta) , por temor a ser escuchado, no importa si en estos partidos se gana o se pierde mi cartera siempre los agradece

Las emociones venden mas, y allí el futuro del negocio, el poder volver a conectar con el usuario. Asi este cliente seguirá comprando o en un futuro su función es la de comprador inteligente


Ing Jesus Lago Casas

Ingeniero civil con experiencia de más de 30 años dentro de la construcción. Construyendo nuevas experiencias

Deja un comentario