Hace siete años llegaría a la Liga Nacional de futbol Americano (NFL); un jugador con etiqueta de promesa de nombre Andrew Luck, dicho talento llegaría de la Universidad Stanford, una de las universidades más prestigiadas de Estado Unidos. En el año 2012 los Indianápolis Colts eligieron a Luck en la primera selección del Draft (una selección muy importante para la Liga dónde el peor equipo de la competencia, podrá escoger primero). 

Para aquellos que no sepan, dentro del futbol americano hay una lotería (Draft) donde los 32 equipos eligen durante siete rondas a diversos tipos de jóvenes jugadores, para cubrir aquellas vacantes dentro de sus plantillas. Hoy a los 29 años de edad, Luck decidió retirarse del futbol americano, demandando fatiga y mucho dolor que su cuerpo recibió tras las siete temporadas que duró en la NFL

Los grandes aficionados a los Colts, llegaron a creer que Andrew sería el líder que los guiaría hacía el Super Bowl, tras la partida de Peyton Manning. A lo largo de las siete temporadas Andrew logro las cifras 3 290, pases intentados, 2 000 pases acertados, 23 671 yardas por la vía aérea y 171 Touch Down.  El único tache que tiene Andrew, es que no supo ganar ningún partido de postemporada, en los que estuvo presente. 

Muchos medios de comunicación y estadistas de la NFL; compararon a Andrew Luck con el miembro del salón de la fama, Dan Marino. Recordemos que Marino fue una súper estrella de la liga, dicho logró lo colocó en el salón de la fama, gracias a sus récords; para después ser superados por Drew Brees, Peyton Manning, entre otros.  Para muchas madres de familia, el futbol americano es considerado un deporte muy riesgoso, tan riesgoso cómo el automovilismo. 

No debemos dejar pasar aquellas noticias de conmociones cerebrales, Encelopatía Traumática Cerebral (ETC), síntoma descubierto por el doctor nigeriano Benet Omalu. El mismo galeno, fue quién decidió enfrentarse a la liga; Omalu solicitó mejoras en los equipos (Hombreras, Cascos, etc.). 

En dicho filme, se muestra parte de la querella que vivió la NFL contra Omalu, siempre se comportó de manera tozuda ante los cuestionamientos médicos, incluso dicha historia llegó al cine bajo el nombre de “La Verdad Oculta”, el papel del Benet fue interpretado por Will Smith. Gracias a la lucha de Omalu, se pudo lograr muchas cosas benéficas para los jugadores. 

Aún falta mucho por hacer, y deseo de corazón que se logré, por el momento le deseo éxito a Andrew Luck en sus próximos proyectos, dónde puedo asegurar tendrá que ver el futbol Americano. Escuchando el soundtrack de la película “La Verdad Oculta”, los dejo y nos leemos en la próxima De Zurda. 


Alberto Espinosa

Periodista, fanatico de contar historias que generan interaccion De zurda en la cancha y con la redaccion @TeamFINDEN
Alberto Espinosa

Alberto Espinosa

Periodista, fanatico de contar historias que generan interaccion De zurda en la cancha y con la redaccion @TeamFINDEN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close
Menu